¿Cuáles son los mejores controles de acceso automáticos?

En el mercado de las puertas automáticas hay infinidad de modelos y productos que pueden cumplir las necesidades de los clientes. En muchas ocasiones necesitamos un control de acceso para regular el tránsito de personas ya sea mediante control remoto, un sensor de movimiento o con un elemento de identificación como puede ser una tarjeta.

Podemos destacar los pasillos con paneles, que se adaptan con facilidad al espacio arquitectónico de oficinas u otro tipo de edificios. Existen los que cuentan con paneles batientes, que ofrecen la máxima seguridad ya que cuentan con un sistema que impide que quien lo cruce quede atrapado. Por otro lado también podemos mencionar los pasillos con paneles ocultables, que garantizan un acceso controlado, rápido y seguro de las personas. Este modelo solemos verlo, por ejemplo, en instalaciones ferroviarias o en las entradas y salidas del suburbano de las grandes ciudades.

Además de estos modelos nombrados anteriormente, también hay que mencionar los populares tornos, que podríamos calificarlos como los productos más tradicionales y seguras a la hora de proteger ciertas áreas de acceso restringido y su uso se extiende a cualquier tipo de edificio o recinto.

Junto a los tornos también son muy populares, sobre todo en zonas industriales o deportivas, los molinetes, que permiten una entrada fluida y una salida controlada a cualquier zona en la que sean instalados.

Controles de acceso para vehículos

Y ya como elementos de controles de acceso más concretos podemos hablar de los sistemas Bus Rapid Transit, los pasillos antirretorno que cada vez es más común verlos en aeropuertos de grandes ciudades, o las puertas automáticas de cierre de dársena, que se instalan en estaciones de autobuses y otorgan mayor seguridad a los viajeros ya que el acceso se abre cuando el vehículo está listo para que suban o bajen los usuarios de manera ordenada.

En Manusa contamos con un importante número de productos relacionados con el control de acceso que ya satisfacen a muchos clientes en todo el mundo.

The Second Affiliated Hospital of Soochow University (China)

Cuando acudimos a un hospital no lo hacemos normalmente por placer. Si entramos en un complejo sanitario es porque estamos enfermos, nos van a operar, tenemos una revisión médica o vamos a visitar a un familiar o a un amigo. Si ya de por sí es incómodo estar en un centro hospitalario, más lo es si no contamos con una serie de comodidades.

Entre ese bienestar debemos mencionar, entre otras cuestiones, los accesos automáticos de entrada y salida al edificio. Y también las puertas automáticas de las diversas estancias del lugar, ya sean habitaciones, quirófanos, pasillos, salas de espera, consultas, despachos de oficinas, etc.

En uno de sus proyectos emblemáticos de Manusa a nivel internacional se trabajó en el The Second Affiliated Hospital, en la Soochow University (China). Allí se instalaron varias puertas herméticas correderas, con mirilla y manillón, muy usadas en laboratorios, hospitales, y entornos vinculados al sector de la salud y todo tipo de salas blancas en entornos industriales.

Además, se instalaron puertas herméticas acristaladas Clear View, puertas donde el vidrio queda enmarcado en todo su perímetro proporcionando una completa visión. Estas puertas permiten la vigilancia y la supervisión del paciente desde el exterior de la sala. Algo óptimo para el equipo médico y de enfermería.

Lo bueno de este tipo de cristales es que nos permiten obtener privacidad cuando sea necesario. Cuentan con una opción de establecer una vidriopantalla o vidrio electropolarizado para evitar ser visto desde el exterior.

Este hospital chino fue inaugurado en el año 1988. Ofrece tratamientos médicos, además de ser un hospital universitario donde tienen cabida la enseñanza y la investigación científica. También está dedicado a la prevención de enfermedades y tratamientos de medicina nuclear.

Los mejores sistemas inalámbricos para apertura de puertas

Mucha de la tecnología que nos rodea actualmente ya carece de cualquier tipo de cable que pueda limitar su distancia y movilidad. Pensemos, por ejemplo, en micrófonos, auriculares, teléfonos o ratones y teclados de ordenador. Todos estos productos ya tienen versión inalámbrica que hace que su uso sea más funcional.

Esta tecnología también es usada en los sistemas de acceso y en la apertura y cierre de puertas automáticas. Con ello se facilita la seguridad, la eficiencia energética y la comodidad de las personas. Con este tipo de productos que permiten el control remoto se mejora las competencias y la experiencia de usuarios

Controles inalámbricos en puertas automáticas

Al hablar de seguridad debemos referirnos a que, por ejemplo, podemos abrir o cerrar una puerta a distancia permitiendo o no el acceso de una persona. Por otro lado, al mencionar la eficiencia energética cabe hablar sobre el ahorro que supone el poder controlar que una de nuestras puertas no haya quedado abierta por error. Toda una buena práctica en favor de la sostenibilidad. Para ello podemos accionar la motorización de una o varias puertas mediante un software como Manulink, con el que sabremos el estado de las puertas echando un vistazo a la pantalla de nuestro ordenador.

También es bueno mencionar Openlinx, un dispositivo avanzado de comunicaciones que permite el control de nuestros sistemas de puertas y barreras de acceso automáticas. O el selector inalámbrico Airlinx, que es un mecanismo que permite controlar una o varias puertas automáticas de forma remota, permitiendo también la recepción de datos sobre su estado.

Sin duda, este tipo de productos facilitan el control de los accesos en un lugar en el que contemos con un importante número de puertas automáticas, como un centro comercial, un hospital, un complejo industrial o un aeropuerto.

Para menor escala podemos contar con un mando a distancia que nos permita accionar la puerta sin necesidad de acercarnos a ella. Los avances tecnológicos nos hacen ver que los sistemas inalámbricos poco a poco irán implantándose cada vez más en el internet de las cosas.

Los beneficios de tener puertas automáticas en casa

Estamos acostumbrados a ver puertas automáticas en edificios de oficinas, hospitales, hoteles, restaurantes, aeropuertos, centros comerciales… Nos parece un elemento que ya está completamente integrado con nuestra vida y día a día. Pero frente a ello, en pocas viviendas vemos puertas automáticas.

Bien es cierto que la mayoría de comunidades de vecinos o zonas residenciales tienen ya muchos años y cuando se construyeron esos bloques de casas no era habitual que contasen con puertas automáticas. Pero si cualquiera se para frente a bloques de viviendas de nueva construcción podrá observar que ya algunos constructores y diseñadores están apostando por integrar estos productos en sus proyectos inmobiliarios.

Generalmente se observa en las zonas comunes como las puertas de los garajes que se accionan mediante un control remoto o en el portal, que cuenta con accesos que se abren gracias a sensores de movimiento. Pero, ¿se podrían instalar puertas automáticas en otras zonas de la casa?

La respuesta es afirmativa. Ya hay algunos casos de éxito en las viviendas domóticas, que permiten automatizar muchos de los elementos que tenemos en casa. Ya sea encender o apagar la calefacción, subir o bajar las persianas, etc.

¿Y las puertas? Cabe la posibilidad de instalar sistemas automáticos de apertura y cierre de puertas en cualquiera de las estancias de la vivienda. Imaginemos que nosotros -o nuestros hijos- celebramos una fiesta en casa y queremos asegurarnos de que nadie acceda a determinadas zonas de la casa. Bastará con instalar un sistema de control de acceso mediante mando a distancia o código numérico para evitar intrusiones.

Mayores, niños y mascotas protegidos en casa

También las puertas automáticas en casa son útiles cuando tenemos personas vulnerables viviendo con nosotros, como niños o personas ancianas. Podemos evitar un susto si mantenemos el control sobre los diferentes accesos del hogar, como por ejemplo que los más pequeños de la casa accedan a la cocina y enciendan el fuego o cojan un cuchillo. Además si tenemos una discapacidad y nos movemos en silla de ruedas, una puerta automática en el interior de casa puede facilitarnos la vida.

Igualmente, si tenemos mascotas en casa podemos controlar su tránsito, entrada y salida de casa al jardín mediante la automatización de las puertas.

Es decisión nuestra el instalar o no varias puertas automáticas en la vivienda. Y constructores y diseñadores deben ser innovadores y estandarizar este tipo de productos en las comunidades de vecinos y casas particulares. ¿Pronto lo veremos?

McDonalds, Pozuelo de Alarcón (Madrid)

Los espacios comerciales y de ocio buscan atraer el mayor número de consumidores posible. Ya sea con luces led en grandes pantallas, espacios publicitarios que llamen mucho la atención o incluso elementos que afectan a los sentidos y que están asociados a la neurociencia.

Cadenas de restaurantes, cafés y otros espacios destinados al sector de la hostelería están a la vanguardia en cuestiones tecnológicas y de satisfacción del cliente. Pero no solo en realizar ofertas, lanzar nuevos productos o mejorar los precios. Las mejoras incluyen también los accesos al establecimiento.

En la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, Manusa instaló un producto en la entrada principal de un establecimiento McDonalds. En concreto, una puerta de apertura telescópica lateral con hojas enmarcadas. Gracias a ello se aprovechó un espacio que era bastante limitado en el acceso de entrada al local.

La puerta telescópica permite aprovechar el máximo hueco disponible y, por consiguiente, la máxima apertura. Además, al estar las hojas enmarcadas en todo su perímetro, se ofrece un alto grado de resistencia a golpes o actos vandálicos. Y esto otorga una mayor durabilidad a las puertas.

Gracias a ello, el tránsito de personas es mucho más fluido que si estuviésemos ante una puerta manual. Así los clientes pueden entrar y salir del restaurante sin tener que realizar ningún tipo de acción. Incluso si vienen cargados con bolsas tras haber hecho compras en las tiendas de alrededor no tendrán que preocuparse de soltar las bolsas para empujar la puerta.

Igualmente, si compran una hamburguesa y la van comiendo sujetándola con las manos, la apertura automática de la puerta les facilitará el tránsito a la salida del establecimiento. Sin duda alguna las puertas automáticas mejoran la calidad de vida de las personas, también en el sector de la hostelería.

La importancia de las puertas automáticas en los espacios culturales

Desde siempre, el ser humano ha estado interesado por la cultura. Es lo que lo define y diferencia del resto de las especies animales, su capacidad para adquirir e implementar cultura. Con el paso de los siglos y, sobre todo, gracias a la difusión proporcionada por la imprenta, la cultura fue alcanzando cada vez más estratos de la sociedad.

Ese interés social por la cultura hizo que poco a poco se fuesen creando espacios culturales para compartir conocimiento, ya fuesen museos, universidades, bibliotecas o galerías de arte.

Si bien es cierto que la primera puerta automática data del siglo I después de Cristo, los avances tecnológicos de los últimos siglos han hecho que este sistema de accesos esté plenamente estandarizado e implantado en lugares donde la cultura es primordial.

¿Pero cómo de importante? Varias características hacen que las puertas automáticas sean fundamentales para los espacios culturales.

El silencio es esencial para evitar distracciones en el estudio en una biblioteca o en la contemplación de una obra pictórica en un museo. Una puerta automática silenciosa evitará que la persona que está disfrutando de la cultura pierda la atención. Pensemos por ejemplo que una puerta que se acciona de forma manual puede golpearse al ser cerrada o sus bisagras pueden emitir un sonido incómodo al moverse.

Otro punto clave es la fluidez en el tránsito de personas. Pensemos por ejemplo en los accesos de un gran teatro o una sala de exposiciones que tenga mucha afluencia de visitantes. La automatización evitará que las puertas queden abiertas por un descuido o que el sistema de climatización tenga oscilaciones fuertes y poca eficiencia energética.

En la actualidad, una entrada principal que cuenta con puertas automáticas denota modernidad. La cultura es muchas veces obviada por las nuevas generaciones que prefieren una pantalla de smartphone a un cuadro pintado por una artista del Renacimiento. Cambiar el concepto que tienen los jóvenes sobre la cultura también es cuestión de este tipo de detalles.

¿Cuáles son las mejores puertas automáticas de cristal?

Una de las principales características de muchas empresas es la transparencia. Quieren que sus clientes conozcan los valores de la marca en todos los aspectos. Un elemento de marketing que ayuda en este proceso, aunque no lo parezca, es que los accesos y espacios sean lo más diáfanos posible.

Para ello, además de paredes acristaladas en oficinas o, por ejemplo, comercios, hospitales y hoteles, debemos mencionar las puertas.

La entrada de cualquier lugar muestra la primera impresión que se llevarán visitantes y clientes. Si tenemos una puerta opaca podríamos indicar que nuestra empresa tiene algo que ocultar. Es por ello que muchas marcas apuestan por las puertas que dejan ver lo que hay al otro lado.

Con el paso de los años, es cada vez más común ver accesos completamente automáticos en entradas y salidas de edificios y oficinas de todo tipo de sectores. Pero, ¿cuáles son las mejores puertas automáticas con hojas de cristal que podemos encontrar en el mercado? Podríamos hablar de tres tipos de hojas:

  • Transparentes: Entre las que podemos destacar las de un único perfil superior, las que cuentan con perfil superior e inferior, o las de perfilería antipánico transparente.
  • Enmarcadas: todo el perímetro del vidrio está enmarcado con carpintería de aluminio. También es aplicable a puertas antipánico.
  • Con funciones especiales: En esta sección tenemos hojas dotadas con perfilería antipánico transparente, perfilería antipánico enmarcada, la hoja hermética panelada P50 -con 50 milímetros de espesor- o la hoja hermética acristalada.

Todos los vidrios son de primera calidad para que la durabilidad del producto sea óptima. Además tienen acabados en acero inoxidable y laminado de alta densidad. Con ello se logra trabajar en perfecta armonía con cualquier modelo de nuestra gama de motorizaciones.

Sagrada Familia, Barcelona

Los monumentos son lugares con gran afluencia de personas. Las organismos reguladores aplican en muchos de ellos restricciones de acceso y controles de aforo con el fin de mantener la esencia interior y favorecer la conservación. Aunque no siempre estas medidas son suficientes para moderar el exceso de visitantes, ya que estos suelen coincidir en puntos de interés turístico o cultural. Las zonas en las que se concentra mayor exceso de visitantes sin duda suele ser en las entradas y salidas del edificio.

Uno de los monumentos más importantes y visitados en toda Europa es la basílica de la Sagrada Familia, en Barcelona. Actualmente se encuentra en las fases finales de construcción y en pocos años la podremos ver completamente finalizada.

Además de ser una iglesia, este emblemático lugar de la ciudad mediterránea tiene otros espacios como un museo o una tienda de souvenirs en la que se pueden comprar todo tipo de recuerdos relacionados con la ciudad, la Sagrada Familia, su arquitecto Antoni Gaudí y otros elementos del estilo modernista.

Para facilitar el tránsito de visitantes y turistas, Manusa instaló en esta tienda dos puertas de apertura central con hojas transparentes y fijas. Así se aumenta y mejora la fluidez de personas en la entrada y salida de este espacio comercial del monumento.

Además como elemento de accesibilidad, en las hojas se colocaron vinilos identificativos para indicar el sentido del paso.

El Teatro Popular de Niterói (Brasil)

La cultura es uno de los aspectos más importantes para toda sociedad. Entre otras cuestiones, el ser humano se diferencia del resto de especies animales por su capacidad para crear cultura e implementarla. La mayoría de ciudades del mundo cuentan con espacios para desarrollar actividades culturales de todo tipo, ya sea pintura, escultura, teatro, cine, música, danza, etc

En Manusa también servimos a la cultura desde nuestro saber hacer. Somos expertos en el diseño, la fabricación y la instalación de puertas automáticas. Hace unos años desarrollamos nuestro trabajo para un importante espacio cultural público brasileño, el Teatro Popular de Niterói.

Inaugurado en 2007, este teatro es obra del famoso arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, ganador del Premio Pritzker en 1988. El amarillo de las fachadas y el verde de las paredes son un homenaje a la bandera de Brasil, y el uso del cemento no ha sido impedimento para la construcción del teatro a través de líneas onduladas. La audacia de su composición y los grandes espacios, hacen de esta obra una especie de escultura, más que un simple edificio.

En una de las entradas a una de las salas del teatro instalamos puertas de apertura central con sistema de abatimiento antipánico y con hojas transparentes con perfilería superior e inferior. De esta manera, quienes cruzan este espacio pueden beneficiarse de la máxima seguridad pero sin renunciar a contemplar la estética que aporta la transparencia del vidrio.

Las puertas automáticas garantizan un fácil tránsito de personas. Esto da fluidez ante grandes aglomeraciones de gente y dota de gran seguridad al complejo cultural.

La efectividad de las puertas automáticas seccionales

Cuando hablamos de puertas en relación con el sector industrial debemos mencionar las puertas automáticas seccionales. Naves industriales y todo tipo de fábricas se benefician de este tipo de accesos en sus instalaciones.

Son seguras y silenciosas, y otorgan un efectivo aislamiento con un cierre estanco de máxima seguridad que aísla de forma térmica el interior del espacio. Pero no solamente ofrece características. Destaca también por su cuidada estética, sello de la marca Manusa, que siempre fabrica este tipo de productos basándose en un diseño optimizado para ofrecer el más cómodo acceso con un reducido impacto visual en el espacio en el que se instale.

Las puertas seccionales cuentan con varias características que las convierten en muy efectivas. Su apertura es vertical, sus juntas son flexibles en uniones con bisagras y extremos laterales que aseguran al cien por cien su cierre. En Manusa buscamos que cada proyecto pueda ser único para cada cliente y es por ello que las puertas pueden ser personalizadas según el uso al que vayan a estar destinadas; Por ejemplo pueden llevar instaladas unas pequeñas ventanas o se puede fabricar una puerta acristaladas para ver con total transparencia a través de ella. Gracias a sus chapas de refuerzo continuas ofrecen gran durabilidad.

Los acabados del producto pueden ser diversos para el panel de la puerta. Ya sea un panel acanalado horizontal, un panel de cuarterones o un panel de imitación de madera y panel inoxidable. Además, las puertas automáticas seccionales pueden instalarse en una amplia gama de colores RAL y una importante escala de medidas, buscando la perfecta integración en el espacio arquitectónico del edificio donde se montará.

Pero no solamente en la industria, también en comercios, hoteles y espacios de tipo residencial podemos instalar puertas automáticas seccionales. Toda una garantía de efectividad.